domingo, 13 de enero de 2013

Inmigrantes durmiendo en cajeros.


Sábado 12 de enero de 2013, todavía en algunos cajeros de Úbeda se pueden ver gentes durmiendo dentro. El día 20 de diciembre salió en los medios Su Señoría el alcalde de Úbeda José Robles diciendo que desde el día 10 de ese mes el descenso de inmigrantes en el albergue fue cayendo hasta no registrarse demanda alguna. Y lo hacía con una bonita gráfica. 

Foto: Úbeda Renace

Sorprendente es que después de ésto aún sigan viéndose inmigrantes durmiendo en cajeros. Y cito lo que podemos o pudimos leer en el Ideal acerca de esa noticia: “A partir de ahora, concluyó el alcalde, tanto desde el Ayuntamiento como desde las organizaciones «debemos centrar nuestros servicios en la atención de las personas que viven en Úbeda y que lo necesitan»”. Nos podemos preguntar: ¿De todas?”. Bien sabemos que hay inmigrantes que deducimos que llegaron para la campaña de aceituna pero que siguen durmiendo en las calle. Por solidaridad, se podría hacer algo por ellos.

Es verdad que lo que tenemos en Úbeda no son las causas, sino la consecuencia de un sistema económico mundial que dice luchar por la pobreza pero que es su causa. ¿Responsables? Por una parte los ciudadanos porque callamos y, por supuesto, también es culpa directa e indirecta de nuestros gobernantes, actuales y no tan actuales, tanto a nivel nacional, autonómico o local, ya que unos permiten, en niveles superiores y otros se callan en niveles inferiores como en ayuntamiento, dando cabida a que esto siga ocurriendo. Porque se siguen vendiendo armas para que se maten entre los distintos grupos de esos países o con el permiso de autoridades locales explotan sus recursos y hacen que la riqueza no se distribuya entre la población, por lo que la desesperación lleva consigo la emigración a países como el nuestro.